Llevamos más de un año ansiando la boda de una de la pareja más mediática del momento, la top de las influencers Chiara Ferragni y el cantante Fedez. Pero la espera ha valido la pena y es que la boda que tuvo lugar el pasado 1 de Septiembre de 2018 es la más viral del momento.

Mucho se ha hablado del montaje de ensueño que parecía sacado de una película de Disney, de los vestidos de la novia que Dior diseñó única y exclusivamente para ella, del fiestón estilo Coachella que sólo ellos podían montar, de los miles de detalles que tuvieron con sus invitados. Pero ¿qué es lo que más nos gusta de este bodorrio? Allá vamos:

1.Boda mediática peor muy íntima. A pesar de lo multitudinaria que podría haber sido esta boda sólo 160 personas asistieron al gran día. Familiares y amigos presenciaron cómo Chiara y Fedez daban el sí quiero, en una ceremonia por todo lo alto pero compartida sólo por sus seres queridos. Nos encanta que aunque haya sido el evento más mediático del año sólo los más cercanos a la pareja disfrutaran en directo de estos momentos tan especiales donde los novios se dijeron frases tan bonitas como “No necesito que me ame el mundo entero. Necesito que me ame una sola persona. Y esa persona serás siempre tú” que le dedicó Chiara a Fedez.

2.Novios TOP. Está claro que una de las clave del éxito de una boda es la actitud de los novios. Si están tranquilos y disfrutando de cada momento con naturalidad los invitados disfrutan el doble. Y así es como hicieron Chiara y Fedez, se les ve felices, emocionados, riendo a carcajadas, llorando de alegría, disfrutando con su pequeño Leo, con las damas de honor, los testigos… Todo estaba pensado para que los invitados disfrutaran 100% del día y que los seguidores de ambos estuvieran viviéndolo minuto a minuto de una manera que sólo ellos saben hacer, sin perderse nada de una velada tan especial.

3.La personalización. Si hay algo que no pasó desapercibido en la boda es que todo fue absolutamente personalizado. Desde la invitación -que ya nos dejaba entrever cómo iba a ser el bodorrio-, como los muñecos que crearon a su imagen y semejanza y que desde el primer momento acompañaron a los invitados en el avión y que posteriormente vimos como merchandising en todas y cada una de las atracciones del parque que crearon estilo Coachella-, siguiendo por los vestidos de Chiara -ambos de Dior, que fueron hechos completamente a medida y uno de ellos con tatuajes suyos y parte de la letra de la canción que con la que Fedez le pidió matrimonio- los zapatos con su nombre, el pastel nupcial con imagen de un león haciendo referencia a su pequeño “leoncino”, etc. Todo fue hecho a medida con una delicadeza excepcional, incluso los novios quisieron una ceremonia personalizada con sus votos propios donde ambos se emocionaron a más no poder. ¡Piel de gallina!

4.Apuestan por el talento de casa. Y es que, por si no os habíais dado cuenta, como buenos italianos los novios han apostado por su tierra. Y no sólo porque escogieran la localidad de Noto, Sicilia para celebrar el gran día sino que todos y cada uno de los organizadores eran de “La Bella Italia”. La wedding planner, Alessandra Grillo, de Milán y muy conocida por organizar eventos de lujo, su lema: “Yo me ocupo” logró que tanto preboda, boda y postboda fueran todo un éxito. El florista, Vicenzo Dascanio, nos dejó boquiabiertos con un montaje de cuento de hadas en el que utilizó nada más y nada menos que 35.000 tallos de flores blancas para la ceremonia y 18.000 bombillas para el cielo estrellado del banquete. Para los vestidos no faltaron firmas italianas como Prada con el vestido preboda, Versace para el traje del novio con sus gemelos a juego, Alberta Ferreti que vistió a las seis damas de honor… Las alianzas, de oro y con sutil diamantes pavé, también fueron obra de la joyería italiano Pomellato. Tampoco faltaron celebridades italianas para la fiesta como el DJ Beni Benassi o la cantante del verano Giusy Ferrari. Sin duda Chiara y Fedez son grandes embajadores de su tierra y eso nos encanta.

5.Ayuda a una causa benéfica. Aproximadamente un mes antes de la boda los novios anunciaron que todo el dinero que les dieran los invitados en concepto de regalo lo donarían a una causa benéfica y pidieron a sus fans que les enviaran propuestas y de entre todas eligirían una. Una moda que cada vez está más presente y que hemos visto en otras ocasiones como la boda de Meghan Markle y el príncipe Harry. Y realmente es algo que vemos genial y apoyamos al 100%. Eso sí, la lástima es que sólo hayan recaudado 23.000€ teniendo en cuenta la categoría de los invitados, aunque esperan llegar a los 50.000. ¡Habrá que esperar!

Sin duda la boda más mediática del año nos ha cautivado y podríamos hablar horas y horas de los miles de detalles y anécdotas que hemos vivido durante estos días. Así que ¡habrán más posts!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *